Siete tips para perder el año lectivo

15 julio, 2011 por Lic. Wagner Eduarte Dejar una respuesta »
por favor no los siga

La entrada a clases es un factor que produce muchísimo estrés familiar y personal. Ya ha pasado más de un mes y usted viene retomando una de sus responsabilidades más importante como adolescente: el estudio. La verdad que no es una de sus responsabilidades, para algunos(as) es la única.

Tal vez usted asocie el estudio con aburrimiento, rutina, perder el tiempo o algo por el estilo, sin embargo, más que una herramienta necesaria para enfrentar el mundo laboral y obtener una fuente de ingreso en un futuro cercano; la responsabilidad colegial es un medio para desarrollar carácter y destrezas que serán necesarias de trasladar a otras áreas de la vida.

Perdone que se lo recuerde, pero muchas personas que se llaman “siervos de Dios” que copian e imitan predicaciones y estilos de otros ministros son el resultado de una persona que en las aulas colegiales preferían hacer forros o copiar en un examen antes de quemarse las pestañas estudiando responsablemente. No crea que aquellas personas que preferían tomar las tareas de los cuadernos de sus hermanos mayores, hoy cuando sus jefes le soliciten elaboran un proyecto tendrán la facilidad de diseñarlo si no han logrado renunciar a la actitud de desear todo fácil y con la ley del mínimo esfuerzo.

Lo que implica volver al cole

Volviendo al tema es muy importante que ahora que iniciaron las clases usted logre entender lo que implica esto. Aquí le detallo algunas consideraciones:

1. Cambio de rutina: no piense que puede seguir el estilo de vida que adopto en vacaciones, la hora de levantarse y de acostarse debe ser reestablecida a sus nuevas obligaciones, más cuando cada año la exigencia académica es más grande. Incluso los fines de semana para poder cumplir con todo y bien se requiere un mejor manejo del tiempo. Por favor distribuya inteligentemente su tiempo, haga un horario de estudio.

2. Establecimiento de objetivos claros: es importante que se de la oportunidad de aclarar sus objetivos personales, si se centra en algunas cosas que son importantes pero te llevan a descuidar otras no estás apelando al equilibrio, algo necesario para una construcción sana del proyecto de vida. Para todo hay un tiempo debajo del sol, tiempo para noviar, tiempo para descansar, tiempo para jugar y tiempo para estudiar

3. Manejar el aburrimiento: quiero ser honesto con vos, estudiar algunas materias se torna aburrido cuando no hay afinidad ni con el contenido ni con el profesor, de ahí que a los trabajos y los exámenes se les otorga puntos para que vos cumplas, sin embargo, una persona con disciplina supera el aburrimiento y aprende a encontrarle lo satisfactorio a cada situación.

ideas peligrosas respecto al estudio

En mi experiencia como consejero juvenil, incluso en temas sobre los que analizamos en esta oportunidad he podido identificar algunas ideas complicadas sobre el estudio. Por ejemplo encuentro algunos padres de familia creer que el rendimiento académico es responsabilidad de ellos como padres, por lo que le hacen las tareas a sus hijos (as) e incluso visitan la casa de los compañeros para ponerle al día el cuaderno al hijo o hija que no copió nada en clases. Observe como esta actitud refleja su carácter no sólo como hijo sino como estudiante. Lo peor conozco quienes con esta actitud quieren servirle a Dios “llenando estadios”.

Otra idea complicada sobre el estudio es creer que los buenos estudiantes se miden por sus calificaciones. Cuantas personas sacan buenas notas y al día siguiente no recuerdan lo que contestó en un examen?. O cuantas personas salen bien en los exámenes pero pasaron copiándole a su compañero?. Sus calificaciones no pueden ser el parámetro para decir que sos un buen estudiante, como tampoco la cantidad de Biblia que una persona conoce dice que tan buen cristiano es. Si no vive lo conoce de nada sirve. Por favor entienda que memorizar no es lo mismo que aprender. Aprender es asimilar el conocimiento, asociarlo, acomodarlo o mejor dicho entenderlo.

Una de las ideas que más me preocupan cuando escuchas a los padres de familia e incluso a algunos docentes, es cuando expresan la idea de que existen materias más complicadas que otras. La pésima promoción del año anterior en matemáticas aquí en nuestro país es el reflejo de lo mencionado, ya que desde que un estudiante ingresa al colegio le infunden esta idea, además de un temor innecesario donde le hacen creer que está materia es imposible de pasar. Por supuesto que cuando estas en un examen de matemáticas y has crecido con esta idea terminaras experimentando una ansiedad que te robará la capacidad de desempeño, llevándote a experimentar lagunas mentales y hasta confusión de respuestas.

para los padres y madres de familia

Si usted como padre o madre desea ayudar a sus hijos e hijas con el estudio considere estas ideas generales:

1. Valore no solo los resultados, sino el proceso: no mida todo en función de números o calificaciones, recompense el esfuerzo, las ganas y hasta el intento. Ame a sus hijos por lo que son y no por lo logran.

2. No compare a sus hijos: recuerde que todos somos diferentes y que incluso aprendemos diferente por que cada quien tiene su propio estilo de aprendizaje. Acérquese a un profesional para que le ayude a usted a identificar el estilo de su hijo.

3. No sobreproteja a sus hijos: si usted le hace las tareas, le consigue la materia entre otras cosas le está enseñando a no ser responsable. Algunas veces el quedarse o el repetir es la mejor herramienta para que aprendan a valorar el esfuerzo de los padres y la oportunidad de estudiar.


7 formas para perder el año

Jamás será mi intención hacerte perder el año, pero si se deseas saber si vas rumbo a esto, medita en estos puntos:

1. Asociese con las personas equivocadas: Aprenda a escoger sus amistades. La Biblia dice que las malas amistades corrompen las buenas costumbres.

2. Preparese el dia antes: No deje sus responsabilidades para el último día y si lo haces
después no se ande quejando. Por favor planifique.

3. Despues de las clases crea que ya no hay mas estudio: Entienda que el ir al colegio es una parte del estudio y que la otra parte se vive en casa.

4. Todo consejo vealo como un sermon: Muéstrese receptivo con aquellas personas que le aconsejan, sepa que si lo hacen es por que te aman y quieren lo mejor para vos.

5. Haga valer sus derechos y olvide sus responsabilidades: Apele a la ley del equilibrio, es decir, si usted va reclamar sus derechos primero cumpla sus deberes.

6. Nunca pida ayuda cuando no entiende o no sabe: Un fruto del Espíritu es la humildad, nunca le de miedo o vergüenza decir “no entiendo” o “profe podría repetír”.

7. Crea que al colegio solo vas a aprender historia, números y grámatica: La verdad es que el colegio te va a formar tu carácter, tus valores y tu camino si lo sabes aprovechar, así es que no lo minimices por que el que es fiel en lo poco, será fiel en lo mucho.

Lic. Wagner Eduarte Saborío

(Administrador de Empresas y Psicólogo)

Grupo CIP (506)2253-7575

Te agradezco que dejes tus comentarios
Publicidad

Deja un comentario