¿Cómo mantenerse firme en una decisión?

30 junio, 2011 por Lic. Wagner Eduarte Dejar una respuesta »
¿Se ha puesto a pensar porque tanta gente en esta época se propone cambios y al avanzar los meses no los logra cumplir?

Dietas, ahorros, aumentar los tiempos de oración, cambiar actitudes, fortalecer el carácter, dejar relaciones o sustituir hábitos termina siendo una frustración para quienes “tomaron una decisión” sin llevarla a cabo.

A continuación anoto las tres consideraciones que me gustaría presentar como la base de nuestra reflexión:

1. Lo difícil no es tomar una decisión sino mantenerse en ella: generalmente expresamos “tome una decisión” para referirnos al acto de pensar en aquellas cosas que nos gustaría ajustar o mejorar, no al acto de ejecutar la acción, por lo que primeramente creo oportuno cambiar nuestra manera de expresarnos para así cambiar nuestra manera de entendernos. El tomar la decisión es el primer paso, mantenerla el segundo.

2. Toda decisión es un proceso y no una acción aislada: nadie puede ejecutar una decisión asertiva de la noche a la mañana, esto es un proceso que une varios eventos, la ausencia de uno de ellos puede retroceder a alguien (valorar, medir consecuencias, identificar recursos, opciones, etc).

3. Quien no se mantiene en una decisión dejo de querer: esta es la consideración más valiosa, ya que una persona que quiere mantener una decisión lo hará aunque los obstáculos sean muchos, pero para eso su voluntad requiere ser madura. Si dejas de querer, dejas de vivir respecto a aquello que propusiste.

Dejemos claro un punto en esta reflexión, una decisión no es solamente una idea, un deseo, un intento, una expectativa o bien un sueño, es un acto que requiere lo que hemos llamado en el Grupo CIP el DCR, disposición, constancia y responsabilidad. Disposición pues es el elemento que abre la voluntad, constancia para mantener activa y responsabilidad para lograr el compromiso. Dígame si hace un año usted soñó, deseó o intento cosas que hoy un año después no alcanzó?, será que hubo déficit del DCR.

Generalmente lo que lleva a una persona a convertirse en alguien de doble ánimo, son sus emociones, es decir, si alma es mente, voluntad y emociones, en muchas y muchos de nosotros el timón del alma lo dirige las emociones, por lo que la mente y voluntad simplemente son arrastradas por lo que se siente. En la cotidianidad, si sentimos ganas de orar tomamos la decisión de orar, pero el día que ya no lo sienta probablemente lo dejaré de hacer. Es esto lo que demuestra que nuestras acciones están viciadas por nuestras emociones y no por nuestra mente o voluntad. Una persona al estilo de Jesús su alma es gobernada por voluntad.

Nuestra voluntad enfrenta tres enemigos que inestabilizan las decisiones:

El primero de ellos son los recuerdos, aquellas escenas fotográficas que al aparecer como un flash, disparan emociones y/o sentimientos que me llevan a revivirlos, tal es el caso de la adolescente que pensó en dejar al novio no cristiano pero al recordarlo y sentir cosas agradables mientras piensa en él, toma el teléfono y lo llama para reactivar su relación. También los hábitos que son aquellas cosas que acostumbro realizar se convierten en un enemigo pues muchos de ellos determinan nuestro estilo de vida. Renunciar a un hábito requiere voluntad, así como un poco de DCR.

Por otra parte tenemos a los distractores, aquellas cosas que aparecen sin esperarlos y nos sacan de nuestro carril. El plan de cambio se olvida cuando aparecen estos distractores, los cuales dicho sea de paso nuestro enemigo es experto en hacerlos aparecer.

Pero al fin y al cabo, quien gobierna nuestra alma?. Cómo la fortalecemos para que esta sea la que incline la balanza a lograr nuestros deseos?. La Biblia enseña algunos principios prácticos para hacer nuestra voluntad sana y fuerte al estilo de Jesús.


Analice estos principios:

1. La tendencia natural de la voluntad es hacer el bien. Pablo decía en Romanos 7.19 “no hago el bien que quiero sino el mal que no quiero eso hago”, lo cual evidencia que nuestra voluntad busca el bien pero al no estar fortalecida retrocede. Este mismo Pablo es el que dice en otra carta “prosigo al blanco”, ese pro-sigo no es más que superar una pausa, en nuestras vidas tal vez sean caídas pero al levantarse y continuar tu voluntad se hace más firme.

2. La voluntad sana está guiada por una mente renovada. En Romanos 12 también se habla que al ser renovados en nuestras creencias podemos entender la voluntad de Dios buena, agradable y perfecta. Una mente renovada produce convicción, algo que hoy carecemos muchas y muchos de nosotros, pues la convicción nos obliga a practicar lo que creemos simplemente por que es lo que creemos.

3. Una voluntad madura es una voluntad sujeta a una voluntad mayor. Jesús dijo “no se haga mi voluntad si no la tuya”, exclamación que reafirma este punto. Es tu propia voluntad la que gobierna tu alma o la Voluntad del Padre que gobierna la tuya. Pensó en la decisión por asunto de capricho o por que está convencido que es la voluntad de Dios en esta etapa de su vida. No se engañe, sea honesto, pídale al Señor que analice las intenciones de su corazón.

Mantenerse firme en una decisión implica:

1. Que las decisiones están de acuerdo a mis capacidades (es más fácil potencializar un punto fuerte que corregir un defecto)

2. Si no puedo lograrlo hoy, no significa que mañana tampoco. Insista.

3. Una decisión no está sujeta a un momento específico, sino a una actitud diaria

4. Si sus decisiones se relacionan con debilidades, no se avergüence de ellas, perfecciónelas en su poder II Cor 12.9

5. Si por ahora todo esta bien y no hay una decisión que ejecutar, recuerde el que esté firme mire que no caiga I Cor 10.12

Lic. Wagner Eduarte Saborío

(Administrador de Empresas y Psicólogo)

Grupo CIP (506)2253-7575

Te agradezco que dejes tus comentarios
Publicidad

6 comentarios

  1. elias dice:

    grasias me sirvio de mucho y voy a ponerme al maximo con mi desicion que no se agotara por nada unque se interponga la distraccion ;D grasias y bendiciones :D

  2. Liliana dice:

    Buenos días:

    He visitado su blog y me gustaria proponerle una propuesta de colaboración.
    No he podido encontrar su mail de contacto por eso le escribo por este medio.
    Si le parece puede escribirme al mail indicado, así le puedo describir en que consiste.

    Muchas gracias.

    Un saludo

    • msolano dice:

      Hola, me puede escribir al correo, coach@herramientasdesuperacion.com, saludos

      Buenos días:

      He visitado su blog y me gustaria proponerle una propuesta de colaboración.
      No he podido encontrar su mail de contacto por eso le escribo por este medio.
      Si le parece puede escribirme al mail indicado, así le puedo describir en que consiste.

      Muchas gracias.

      Un saludo

  3. Paola dice:

    Muy buen contenido, me sirvió de mucho! :)

  4. marco dice:

    Gracias me es de mucha ayuda, se que es difícil porque muchas veces sólo se queda en pensamiento, pero tratare de ponerlo en práctica. Espero sirva de algo mi comentario

Deja un comentario